The soul of the rose. Waterhouse

De rosis nascentibus

Cuando nacen las rosas, nos quejamos, Natura,

porque es breve la gracia de estas flores:

no bien han ofrecido su regalo a los ojos,

al punto lo arrebatas.

La vida de las rosas dura un día,

apenas pubescentes, la vejez las oprime.

A la que vio nacer el lucero de Eos,

cuando vuelve a la tarde,  la ve vieja.

Coge, niña, las rosas mientras la flor sea  nueva y  nueva su frescura,

y ten en la memoria que tu vida

corre del mismo modo.