Aroma incomprensible del tiempo:

Austral, los dos sillones,

la calma de las rosas.

Así no se habla ya ni aquellos temas

interesan ahora.

En fin, los nuevos bárbaros.

Tenebrae, petulancia y lugares comunes.

¿En qué se han convertido nuestros padres?

¿Dónde están?,  ¿dónde fueron?

¿Qué vida nos dejaron?

Este mundo repleto de palabras triviales

y por doquier la cháchara de los analfabetos.