Tsukuda Kisho

Pajarito lindo,    

aprende el cantar

que  trajo la brisa

a mi soledad.

Dirás a mi novio

que la vida es muerte

y hiel el azúcar

si no viene a verme.

No hables con la luna,

no hables con el sol,

vuela bien derecho

donde está mi amor.

Toma  su ventana

como facistol

en  la aurora limpia

de limpio arrebol.

Que beba en tu pico,

cual suave licor,

toda la amargura

de mi corazón.