Esperanza

Sonríe mientras orean

las leves brisas al monte

los cabellos de su frente,

mientras la aurora remonte

sobre la sombra doliente

y los caballos del sol

traigan corales de oriente.

Mientras el fuego caliente

los rudos leños que humean

en tu cabaña encendida.

 Mientras en las bellas flores

entonen los ruiseñores

sus canciones doloridas.

Mientras la alondra se pierda

como una flecha en el cielo

y tus vívidos anhelos

vuelen par a par con ella,

o  mientras haya una estrella

que llore fragante luz

no estará perdido todo:

la rosa de la esperanza 

puedes rescatar del lodo,

te queda la flor azul.