Merlín viene de otra galaxia

No puedo casi andar, ni sé a qué parte

de este endiablado mundo dirigirme.

Me han dejado aquí solo,

vestido con un manto lleno de negras nubes,

que me aplasta,

y con un capirote atestado de estrellas,

que me desequilibra,

haciéndome caer continuamente.

Dicen que sin el traje es imposible

la vida en el planeta,

pero voy a quitármelo.