HINC ET NUNC

Así, golpe tras golpe,

y mira que nos dicen:

“Si quieres ser feliz

pon toda tu ilusión, todo tu empeño

en lo que estés haciendo aquí y ahora”.

El momento presente,

esa mariposilla fugaz, sólo intuida,

que se viste el ropaje blasonado

de “única realidad”. Algo no encaja.

Algo escapa volando. No entendemos.

Hijos del dios del año,

estamos en el medio.

Una de nuestras caras

muere de arrobamiento y de nostalgia,

contemplando el pasado.

La otra mira al futuro. Delirante,

proyecta paraísos y delicias sin nombre.

Estaría bien tener

una tercera cara,

 para poder mirar ese presente mágico

- única realidad-,

que nunca llega.